lunes, 30 de agosto de 2010

Interesante iniciativa: "Convivencia"


El mundo de la blogosfera se une, una vez más, para llevar a cabo una interesante iniciativa, enlazando nuestros blogs a través de nuestras letras.

Si deséas participar en dicha iniciativa, tan sólo tienes que publicar, el próximo día 8 de Octubre, un post que hable con total libertad sobre la "CONVIVENCIA", aunque no hace falta que lo titules así, pero sí que el escrito vaya dirigido sobre dicho tema.

Para informarte de todo ello deberás ir al blog de "PENSAMIENTOS JFS" dejando un comentario con el enlace de tu blog, así como constancia de que quieres participar.

Sería muy interesante que todos nos uniéramos el día 8 de Octubre enlazando nuestros blogs con un tema tan cotidiano y cercano como es el de la convivencia.




viernes, 27 de agosto de 2010

¿Castigar a los parados?



"No aceptar un curso de formación, no querer participar en itinerarios laborales o rechazar ofertas del Servicio Público de Empleo, podrían ser motivos de sanción para retirar la prestación desde el primer día a los parados".

El Gobierno, sigue metiéndose con los más débiles, ahora pretende controlar a los más castigados por la crisis: "los parados", obligándoles a hacer cursos de formación.

¿No sería más justo que el Gobierno, en vez de controlar a los más débiles, lo hiciera con los más poderosos? ¿o que intentara estudiar la manera de crear puestos de trabajo? ¿y por qué no ayudarles a buscar un empleo en vez de castigarles por no tenerlo?

¿Creéis que es justa esta medida?



lunes, 16 de agosto de 2010

"Días de armonía"


En estos días de Agosto estoy saboreando los últimos días cálidos, de paz y tranquilidad del verano, han sido unos meses completamente distintos a los de otros años, he tenido tiempo para descansar, para trabajar, para estar en silencio, para estar con mi familia, con mis amigos, compañeros, para sonreir, para leer, para salir, he disfrutado mucho sin prisas, con pausas, y sin estrés.

Es curioso, pero, incluso, hasta los sueños que estoy teniendo son muy bellos, de armonía, de amor, de luz y de color, porque mi interior así lo refleja y transmite.

Quizá pueda parecer egoísta y por ello mismo pido perdón, pero estos días he intentando estar desconectada de las noticias que dan los medios de comunicación, para no ennegrecer la luz de mi interior, ni envolver de latigazos mi corazón, por las injusticias y violencia que hay cada día en el mundo.

Sé que cuando llegue Septiembre vendrán las preocupaciones, la primera y grande será la de que, junto a otras personas, volveré a engrosar las listas del paro, así como vendrán otras muchas más, como la vuelta al colegio con los consiguientes gastos extras que supone de libros, ropas etc.

Por eso hoy solo quiero pensar en el presente, en lo que tengo, en la felicidad que siento, viviendo el instante, saboreando los dulces y últimos días cálidos del verano, sumergida en días de paz y de tranquilidad.





sábado, 7 de agosto de 2010

¿Te preocupa lo que los demás puedan pensar de tí?



Vas por la calle, de repente, tropiezas cayéndote al suelo... ¿qué es lo primero que haces? ¿cual es tu reacción? ¿miras a un lado y a otro para ver quién te ha visto? ¿te preocupas de tí mismo? ¿o de los demás?

A estas preguntas que os hago os respondo yo ahora mismo al recordar un día helado por la nieve del frío invierno, cuando yendo para el trabajo resbalé cayéndome al suelo, siendo que, lo primero que hice, como si se tratara de un acto reflejo, fué levantarme rápidamente mirando hacia los lados para ver si alguien me había visto, y después, mirar si mi ropa se había ensuciado, mientras que mi menté pensaba: "¡grrrrr me habré puesto perdida! ¿cómo me voy a presentar así al trabajo?", siendo lo más curioso que ni siquiera me preocupara del daño que me había hecho con la caída, que no sintiera dolor, a pesar del golpe, que lo que más me preocupaba en esos momentos, no era yo misma, sino los demás.

Con este ejemplo que he puesto reflexiono sobre lo que tantas veces he llegado a cuestionarme sin encontrar una respuesta adecuada a mis incógnitas, quizá vosotros disipéis mis interrogantes.

¿Por qué creéis que nos preocupa tanto lo que los demás piensen de nosotros? ¿puede ser por temor al rechazo? ¿quizá se trate por miedo al ridículo? ¿puede ser por baja autoestima? ¿por inseguridad, tal vez? ¿por qué ese miedo a que los demás se burlen o nos critiquen?





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...